¿Cómo debe vestirse una mujer cristiana?

Si preguntamos a un creyente cuál es el criterio que debemos usar a la hora de seleccionar nuestra vestimenta, el criterio del mundo o el de Dios, seguramente el cristiano dirá sin titubeos que el criterio de Dios. Pero si preguntamos a ese mismo creyente cuál es ese criterio, es muy probable que no sepa qué responder o que su respuesta descanse a final de cuentas en sus gustos, preferencias y opiniones personales antes que en la Escritura.

¿Ha dejado Dios alguna indicación que nos sirva de guía para determinar Su criterio en cuanto a la vestimenta de una mujer cristiana? Por supuesto que sí. Dios no solo ha dado principios generales y particulares acerca de la vestimenta, sino que a través de la historia de la redención ha provisto modelos claros que debemos usar como patrón en esta área de nuestras vidas.

Al afirmar esto no quiero decir que los creyentes deban usar las modas de los tiempos bíblicos; lo que estoy diciendo es que Dios ha provisto un patrón piadoso que todo creyente debe seguir a la hora de evaluar cualquier moda o estilo de ropa. Algunas de esas modas o estilos encajarán dentro de ese modelo de piedad establecido por Dios, mientras que otras tendrán que ser desechadas.

El primer modelo divino de vestimenta lo encontramos en el huerto del Edén, en el principio mismo de la historia del hombre. Las Escrituras nos enseñan que nuestros primeros padres estaban desnudos antes de la entrada del pecado; el hombre en su estado de inocencia no tenía necesidad de usar ropa alguna (Gn. 2:25). No era vergonzoso para ellos andar así en el huerto. Dice en Gn. 1:31 que Dios vio todo lo que había hecho, incluyendo al hombre y a la mujer en su desnudez, y he aquí que todo era bueno en gran manera.

¿Qué fue, entonces, lo que hizo necesario que el cuerpo humano fuese cubierto? La entrada del pecado en el mundo. En Gn. 3:7, 10, 21 vemos que el hombre había perdido su inocencia original, y ahora no era apropiado que siguiera desnudo. Adán y Eva, como esposo y esposa, podían contemplar la desnudez de uno y otro. En el resto de la Escritura se nos enseña claramente que el cuerpo del esposo le pertenece a la esposa y viceversa (1Cor. 7). No hay nada pecaminoso ni vergonzoso en la desnudez en sí misma. Fue Dios quien creó el cuerpo humano, y quien lo hizo hermoso. Pero esa desnudez debe ser limitada a la intimidad matrimonial; fuera de ese contexto la desnudez pública es vergonzosa. Eso fue algo que Adán y Eva comprendieron en el mismo momento en que pecaron (Gn. 3:7).

Ahora, noten algo interesante en este relato del Génesis. Adán y Eva se aperciben de su desnudez y se cubren sus partes privadas con delantales, pero esta cubierta no fue aceptada por Dios (Gn. 3:21). Lo que el hombre hizo para cubrirse no era suficiente, y esto básicamente por dos razones:

En primer lugar, porque era la obra del hombre y no la obra de Dios. Adán y Eva debían entender desde el principio que la solución del problema del pecado está en manos de Dios y no del hombre, y eso quedaría ampliamente probado en la obra redentora de Cristo en la cruz del Calvario. El hombre no puede salvarse a sí mismo del pecado y sus consecuencias.

Pero ese delantal tampoco fue aceptado porque no cubría lo suficiente dada la situación que se produjo en el mundo por causa del pecado. El delantal que el hombre hizo para cubrirse sus partes privadas fue reemplazado por Dios por una túnica.

La palabra hebrea que se usa en el texto es kuttonet que proviene de una raíz que significa “cubrir”. Así que el hombre cubrió sus partes privadas, pero Dios le cubrió el cuerpo. Esa palabra es usada en el AT para referirse a una túnica que cubre desde el cuello hasta más abajo de la rodilla. Esa fue la vestimenta que nuestro Dios escogió para el hombre y la mujer en el huerto del Edén; la misma que escogió para los sacerdotes en Ex. 28:3-4; la misma que nuestro Señor Jesucristo usó mientras estuvo en la tierra. Una ropa que cubre el cuerpo.

Y en el libro de Apocalipsis los santos que Juan ve en su visión disfrutando de la gloria celestial también están vestidos con una ropa similar (Ap. 6:11; 7:9, 13-14). De manera que el testimonio de la Escritura es consistente de principio a fin. Desde el huerto del Edén hasta los santos en gloria el diseño de Dios ha sido siempre uno que cubre el cuerpo desde el cuello hasta más abajo de la rodilla. De acuerdo con la clara enseñanza de las Escrituras, la desnudez es apropiada únicamente en el contexto de la intimidad matrimonial. Fuera de ahí es una vergüenza mostrar el cuerpo desnudo en público. En ese sentido, es interesante notar cómo se usa en la Escritura la idea de mostrar la desnudez en público como sinónimo de algo vergonzoso (comp. Nah. 3:5; Ap. 3:18). La desnudez mostrada en público es una vergüenza.

Ahora, es importante señalar que el concepto de desnudez en la Escritura es un tanto distinto al que tenemos hoy. Cuando la Biblia dice que es vergonzoso para el hombre y la mujer mostrar en público su desnudez, no se está refiriendo únicamente al hecho de que una persona se muestre públicamente sin nada de ropa.

Veamos lo que ocurrió con el apóstol Pedro en Jn. 21:7. Él estaba pescando con los discípulos, y se había quitado su túnica para poder maniobrar mejor, quedándose solo con su ropa interior. En ese contexto, de noche y lejos de la playa, era perfectamente lícito. Pero de repente comienza a amanecer y aparece el Señor en la playa, y el apóstol Juan lo identifica. Dice en Jn. 21:7: “Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: ¡Es el Señor! Simón Pedro, cuando oyó que era el Señor, se ciñó la ropa (porque se había despojado de ella – lit. porque estaba desnudo), y se echó al mar”.

Comentando este texto dice alguien: “Pedro no estaba pecaminosamente desnudo en el contexto de su trabajo: como pescador él estaba trabajando entre hombres lejos de la costa, no públicamente socializando en un reunión mixta. Sin embargo, obviamente él vio la diferencia entre trabajar en su bote y estar en la costa en la presencia de su Señor” (J. Pollard; Christian Modesty; pg. 15). Pedro comprendió que no era apropiado presentarse delante de Cristo de ese modo. Eso implicaría irrespetar a su Señor y Maestro.

Ese mismo concepto de desnudez lo vemos en Is. 47:2-3. Hablando de Babilonia como si fuera una joven virgen que sería castigada por su pecado, le dice Dios: “descalza los pies, descubre las piernas, pasa los ríos. Será tu vergüenza descubierta, y tu deshonra será vista”. En la versión de las Américas dice: “Será descubierta tu desnudez, también será expuesta tu vergüenza”. Esa joven virgen de la que se habla aquí figuradamente no estaba completamente desnuda; el simple hecho de tener que subirse tanto la falda para cruzar los ríos, al punto de dejar la pierna completamente descubierta, era una desnudez vergonzosa.

Alguien puede decir que así pensaba la gente en aquellos tiempos y que el pueblo de Israel acató esa misma forma de pensar. Pero lo cierto es que no todos los pueblos que rodeaban a Israel pensaban así. La experta en modas Alison Lurie, dice lo siguiente en su libro “El lenguaje de la ropa”:

“Históricamente… la vergüenza parece haber jugado un papel muy pequeño en el desarrollo de las costumbres. En el antiguo Egipto, en Creta y en Grecia, el cuerpo desnudo no era considerado una inmodestia; los esclavos y los atletas solían aparecer sin ropa, mientras que las personas de alto rango llevaban vestidos lo suficientemente cortos como para mostrar bastante mientras se movían”.

Eran los paganos los que usaban ropa corta y reveladora. El pueblo de Dios se guiaba por patrones muy distintos, porque la moda divina fue diseñada para cubrir no para revelar.

En un tratado muy interesante acerca de la modestia cristiana, Jeff Pollard cita el caso del endemoniado gadareno, que mientras estaba poseído por los demonios la Biblia dice que no vestía ropa alguna (Lc. 8:26). El Señor lo libera de su esclavitud, y cuando los hombres del pueblo llegaron a la escena del milagro, dice Lucas que “hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio” (vers. 35).

Pollard comenta acerca de esto: “Mientras era llevado por los demonios, el endemoniado estaba desnudo; cuando estaba en su cabal juicio por el poder y la gracia de Jesucristo, él estaba cubierto. Como hemos visto ya, Dios cubrió al hombre en el jardín (del Edén); tal parece que Satanás y los demonios han estado tratando desde entonces de desnudarlo. Y con bastante éxito”, añade él (pg. 16).

He aquí, entonces, el diseño de Dios para el vestido; la ropa confeccionada por Dios cubría el cuerpo, porque un cuerpo descubierto, mostrado así en público, es una desnudez vergonzosa. En una próxima entrada espero que veamos algunos principios bíblicos que toda mujer cristiana debe tomar en cuenta a la hora de elegir su vestuario.

Vuestros comentarios pueden contribuir a una mayor edificación sobre este tema tan importante.

© Por Sugel Michelén. Todo Pensamiento Cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

facebook twitter Google Buzz MySpace delicious
33 Respuestas para “¿Cómo debe vestirse una mujer cristiana?”
  1. Leo 6 diciembre 2011 en 11:18 am #

    Bendiciones hermano pastor. Gracias por edificarnos. Es interesante ver lo que la palabra nos muestra al respecto. Como bien usted sabe, este es un tema delicado en muchas de nuestras iglesias, pero creo, al igual que usted, urgente tratarlo de modo que podamos orientar a aquellas mujeres santas que el Señor ha elegido para su Gloria. Con mi esposa, dado que cuenta con 23 años, y somos una pareja joven, hemos tratado el tema y estamos enseñando a nuestras jóvenes a vestir considerando las palabras del Apostol, “casta y respetuosa”. De modo que a partir de ahí lo que desarrollamos fué un estudio para chicas llamado VAMOS DE COMPRA donde damos una especie de guía, en función de la enseñanza de la santidad, la pureza, la castidad, el amor, a las hermanas jóvenes, a que cuando vayan de compras sepan que: 1) será dificil elegir una vestimenta que cumpla con lo que agrada al Señor, pero que 2) Eso es parte del sufrimiento del creyente (sé que para nosotros como hombres no es algo tan dificil como para ellas), sin embargo que 3) es posible, con paciencia, elegir combinaciones de ropas que estén actualizadas, pero que sean agradables a los ojos del Señor.

    Como tema delicado, dado que tenemos unas raices, muchos de nosotros, de teologías formadas por comentarios extremistas que limitan la santidad a la vestimenta, sin analizar o revelar la actitud del corazón del ser humano que en su estado natural sigue teniendo la inclinacion perversa y engañoza, consideramos que, tal y como usted lo ha hecho, tratar el tema con delicadesa y con sabiduría del Señor para presentar, con amor, la guianza necesaria para nuestras esposas, y damas de la iglesia, logrando así, si se logra aplicar, evidenciar aun con nuestra vestimenta que vivimos para Cristo y para Su gloria.

    Pastor, Dios le bendiga y otorgue aun más de Su sabiduría para enseñarnos.

    Paz.

    • Raquelina 7 diciembre 2011 en 11:54 pm #

      Leo, me gustó mucho tu comentario! Es un regocijo tener jóvenes con una visión tan amplia como ustedes! Me gustaría saber si está disponible tu estudio “Vamos de compras!

    • Eli 2 octubre 2012 en 12:17 pm #

      Como siempre muy acertada la reflexion del pastor Sugel y muy biblica…Leo aqui te dejo un enlace de un proyecto que estoy iniciando…que podria ser ayuda tambien para las jovenes de tu congregacion.

      http://proyectovirtuosa.wordpress.com/2012/03/28/el-vestir-de-una-joven-cristiana/

  2. abel then 6 diciembre 2011 en 11:26 am #

    Muy buen tema, la mujer en su mayoria cree que para lucir sexy es necesario usar ropa que no cubren bien pero una mujer puede lucir atractiva y sexy sin la necesidad de usar ropa que no sea imprudente para salir a la calle, una mujer puede y debe vestir y lucir estremadamente sensual, sexy y atractiva solo para agradar a su marido(esposo) en la intimidad y en cualquier momento que los dos puedan estar solos porque cuando es con ese proposito dios se agrada de que la mujer vista sexy.

  3. Jocelyn 6 diciembre 2011 en 12:22 pm #

    Me ha gustado el tema y también el comentario de Leo. Es dificil para nosotras escoger ropa en las tiendas de nuestro país, pero no es imposible. Uf! díganmelo a mi que he tenido que recorrer infinidad de tiendas buscando un simple vestido blanco!!!

    Me encantaría tener ese estudio “Vamos de compras”… suena interesante para compartirlo en la iglesia.

  4. samuel 6 diciembre 2011 en 1:09 pm #

    waooo!!! magistral, Dios te bendiga hermano

  5. Wilkin 6 diciembre 2011 en 8:04 pm #

    Creo que las modistas Cristianas deberian de jugar un papel aca, haciendo ropas para cristianas, y de hecho aconsejando cual seria la ropa que marcaria menos las lineas del cuerpo y que a la vez seguiria siendo adecuada y con estilo para quien compra.

  6. ALBA LAVERDE 6 diciembre 2011 en 8:54 pm #

    Doy gracias a DIOS por tu vida,y por la sabiduria q él nos da para vivir una vida en Santidad,estoy de acuerdo,con su comentario,ademas DIOS lo ordena,para el bienestar de nuestras vidas,y aunque Dios nos dice q no nos amoldemos a las corrientes de este mundo,triztemente muchos q dicen llamarse cristianos y creer en DIOS se esta dejando arrastrar por esta corriente,y con su modo de vestir de hablar,dan mal testimonio de la Iglesia de Cristo.Hay una duda en cuanto a la forma de vestir cuando vamos a la playa la piscina,o a un sauna;el diseño de vestido de baño q debemos usar,aunque realmente es vergonzoso,los bikinis q usan la jovencitas,y aunque usemos vestidos de baño de una sola ,estamos mostrado las piernas,quiero q me despeje esta duda. Gracias de antemano por su respuesta y q Dios siga Bendiciendo su vida,y la de sus seres queridos y cada dia le de mas sabiduria.

  7. Jatnna Paredes 6 diciembre 2011 en 11:49 pm #

    En el tiempo en que vivimos, tratar este tema a luz de la Palabra de Dios es de gran importancia. Lamentablemente, muchos que profesan ser cristianos se están dejando seducir por el mundo, y adoptando sus modas, las cuales no son mas que un exhibicionismo.
    Anteriormente leí unas publicaciones suyas: Revisión de modestia y ¿Cómo debe vestir una mujer cristiana ? que fueron de mucha edificación para mi vida y también de aliento y animo.

    Dios le bendiga y le siga proveyendo de sabiduría para publicar estas enseñanzas.

  8. Mel 7 diciembre 2011 en 12:22 am #

    Muchas gracias pastor Michelen por tan importante y oportuno estudio como siemrpre.

    He estado motivando, a través de la palabra y de algunos mensajes, al grupo de jóvenesde mi iglesia, (mujeres) se ha logrado bajar un grado, pero en realidad es la actitud del corazón. Es de convencerse de que es para Cristo y por Cristo, para glorificarle a El que debemos vestir.

    Aunque a la verdad en nuestro país y en estos tiempos es bastante difícil para las mujeres elegir ropa modesta y con decoro, pero no es imposible, sí, hay forma de vestirse lindo, moderno y modestamente, depende de la actitud de nuestros corazones.

    Yo daré seguimiento a la siguiente entrada de este tema y agradeceré las ampliaciones, que pueda seguir al tema para seguir aprendiendo.

  9. Santi de Manresa 7 diciembre 2011 en 3:14 am #

    En cierta ocasión leí en un libro de contenido cristiano sobre la cuestión de lavestidura en la mujer, por esto me agradaría exponerlo aquí:
    La mujer creyente puede vestrir de tal forma que este ATRACTIVA, pero nunca SEDUCTORA.
    Ahora bien, donde esta el límite entre atractiva y seductora, ¿quien marca esta linea?. No debemos olvidar que estamos hablando de mujeres cristianas, y por tanto dirigidas y llenas del Espiritu Santo, y si esto es una realidad viva en el interior, no debmos preucuparnos, el mismo E.S. nos dará el discernimiento para saber donde acaba lo atractivo para hacerse peligrosamente seductor. Perdonen que esta palabras esten escritas por un varón, que se ha entrometido en el tema.

  10. made 7 diciembre 2011 en 3:52 am #

    esta es mi humilde opinion nada se y mi conociento es casi vacio, pero lo k la iglesia debe ensenar primero es el AMOR Y TEMOR a DIOS , porque noe s el hombre k transforma los corazones , es el TEMOR y AMOR AL SENOR, en mi humilde opinion les puedo decir k era para mi un gran reto ese del vestir porque antes de conocer al SENOR me gustaba vestirme algo descubierta , pero el amor y el temor a DIOS y el conociento en la palabra me ha hecho cambiar esa forma , porque solo Cristo cambia y transforma desde adentro el corazon, de nada vale k vallamos a la iglesia muy decentes y cuando salgamos de ella volvamos a lo mismo.

    solo ser mujeres castas en la iglesia , lo k pienso a mi parecer , k no es para nada importante , es ensenar principio , valores biblicos el amor y el temor , la reverencia a DIOS , nos ayudara a no kerer faltarle en ningun momento y entonces nuestro cambio no sera solo desde fuera , sino tambien de lo mas profundo del corazon . entonces el cambio no solo sera de fuera , sino tambien de dentro , por eso dice EL SENOR en su Palabra : DIOS no es como el hombre k mira el exterior , DIOS ve nuestro interior, aprendamos a por medio de la Palabra , y principios cristianos cambiar primero el corazon por medio de la ensnanza del AMOR A DIOS y luego la transformacion en CRISTO vendra sola. DIOS SIEMPRE LES BENDIGA Y SIEMPRE LES GUARDE , recuerden lo k es IMPOSIBLE para el hombre ES POSIBLE PARA DIOS

  11. Abel Damas 7 diciembre 2011 en 6:39 am #

    Al pensar en este tema me viene a la mente el pasaje de Mateo 18:6-9, creo que determinadas formas de vestir atraen de tal forma la mirada de los hombres y despiertan nuestros instintos sexuales de tal manera, que nos hacen codiciar y adulterar en nuestro corazón y de esa forma tropezamos y caemos.
    Es un tema muy serio, con las formas de vestir mundanas, hay mujeres que hacen que algunos hombres pequen en sus corazones.
    Creo que es pertinente que en las iglesias se cumpla el mandato que la Biblia hace a las ancianas de instruir a las jóvenes, y también es el momento de que los hombres seamos cabezas de nuestro hogar, ya sea como padres o como esposos y hagamos lo necesario para corregir estas situaciones.
    Gracias pastor por postear sobre este tema.

  12. RODRIGO MEJIA 7 diciembre 2011 en 9:02 am #

    Excelente!!!
    Sin duda alguna, la moda a permeado la iglesia de una manera tan sutil que cuando nos damos cuenta ya está invadida, es triste que en muchos pulpitos se hable más de auto superación que de auto negación, olvidando cosas tan importantes como la vestimenta; La iglesia de Cristo debe parecerse a Cristo, no al mundo.
    Pero como siempre, Dios conserva un remanente fiel, que persevera en su palabra, que busca vivir conforme a sus preceptos, hombres y mujeres que se meten a la brecha, a defender la verdad aunque esto cause el rechazo de muchos. “Hombres preparados para presentar defensa con mansedumbre y humildad ante todo aquel que demande razón de la esperanza que hay en nosotros”.
    Varones: “Un hombre piadoso debe fijarse en una mujer que vista pudorosamente”.
    Mujeres: “Si quieren tener un esposo piadoso, Vistan pudorosamente”.

    Gracias Pastor por sus enseñanzas, el Señor le continúe bendiciendo
    Ya sabe que en Medellín le estamos esperando, con amor en Cristo.

    Rodrigo Mejía
    Iglesia Gracia de Dios (Medellín, Ant.) Colombia

  13. Nereyda Castillo 7 diciembre 2011 en 11:20 am #

    Excelente artículo! Ante el espejo de la tienda siempre me hago un par de preguntas que tiene dos renglones: Para quién me visto?: Primero Dios y luego mi esposo.
    La otra pregunta: Para qué me visto? Para modelar el caracter de Cristo o para agradar a los hombres? Contestadas estas surge entonces el “Cómo me visto”. Espero que estos parámetros ouedan servir de ayuda. Bendiciones!

  14. Raquelina 7 diciembre 2011 en 11:51 pm #

    Exceleeeeeeeeeeeente!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Espero con ansias la siguiente parte!!!!!!!!! Que nuestro gran Dios y Salvador, el Señor Jesucristo abunde más y más en gracia, misericordia, sabiduria, inteligencia, paz y amor sobre usted cada día!

  15. Roselyn Sims 8 diciembre 2011 en 1:13 am #

    Amado Pastor,

    Cuando veo la manera en que las “hermanas” se visten hoy dia, especialmente las jovencitas, siempre me recuerdo de usted en su serie “La Conducta de la Mujer en la Iglesia”, y como vivo en E.U., lamento que este solo en espanol.
    Aunque dificil, se que no es imposible encontrar ropa modesta en las tiendas hoy dia. Si tiene problemas, preguntele a una hermana cuya modestia se notoria. (En ese sentido, Hno. Pastor, su esposa e hijas siempre ha sido un ejemplo a seguir para mi) Pero hay que buscarlas diligentemente. Mi politica – cuando la encuentro, la compro, aunque no la necesite al momento, pues se que cuando la este buscando, no la voy a encontrar. Esto tambien lo hago con mis hijas! (lo digo por experiencia!)
    Aun en la manera de vestir a mis hijos, especialmente las ninas, los padres, sobretodo, debemos luchar por ensenarles a no seguir las modas ni los disenos reveladores que ven a otros usar. Debemos tener en cuenta que aun en la manera de vestirlos a ellos les estamos enviando un mensaje de cuan serio tomamos el hecho de ir a adorar al Senor en Su casa.

    Cuando vine a este pais, una de las cosas que le pedi al Senor fue que me ayudara a no moldearme a esta sociedad, sobretodo en la manera casual y descuidada en que muchas personas se visten sobretodo para ir a la iglesia. Es mi conviccion que el domingo, Dia del Senor, es un dia de fiesta, y como tal debemos vestirnos de gala para ir a adorar al Dios del universo! Aunque, debemos ser balanceados y no irnos a los extremos!

    Finalmente, creo que es sumamente importante notar, que la modestia no es solo para la iglesia, sino para ir de compras, la playa (si, sobretodo la playa donde hay tantos ojos!!!), y nuestra propia casa, especialmente si tenemos jovencitos creciendo y jovencitas cuyos cuerpos se estan formando en mujercitas. Quiera el Senor ayudarnos a someternos a El aun en esta area de nuestras vidas. Gracias, hermano Pastor, por su dedicasion, testimonio, y ministerio. Bendiciones!

  16. Oliver Lora 8 diciembre 2011 en 9:00 am #

    Bendiciones!!

    Realmente este articulo, lo considero importante y a la vez mostrado de una manera excelente, le bendigo pastor Sugel, por dejarse usar por Dios y por su siempre dispuesta actitud de edificarnos.
    De igual manera, es bueno resaltar los aportes de todos aquellos, que han estado comentando este tema, ya que en su mayoria son mujeres, y es bueno notar, la sabiduria que hay en muchas de las opiniones mostradas por nuestras hermanas, que son las que luchan dia a dia con esta situacion.
    Es maravilloso y a la vez confortante, ver como Dios, esta proveyendo de herramientas a su iglesia para seguir dando respuestas a este mundo.

  17. Daiana (Radio Eternidad) 8 diciembre 2011 en 3:53 pm #

    Hola Pastor Sugel. Posteamos este articulo en nuestra pagina y a tenido muy buena acogida. Esperamos ansiosos la segunda parte. Gracias por edificarnos con este tema tan importante.

  18. Alicia 8 diciembre 2011 en 4:57 pm #

    Hola Amado Hno. Sugel.

    Gracias por tratar esté tema. Alguién colocó un comentario sobre el texto q dice que las ancianas intruyan a las Jóvenes, me gustaría si puede, nos diera dar unos consejos escritos para hacer estó, y es qué, creo que es difícil hablarle a una nueva hna. en la fe que siempre ha estado acostumbrada a usar ropa tan ajustada y lo ve tan normal. También cuáles serían unos consejos para darles los papas que ya son creyentes y que no se dan cuenta (o no se quieren dar cuenta) de que sus hijas se visten como las jovencitas de del mundo.
    Saludos y oraciones como siempre.

  19. carmenlucía 12 diciembre 2011 en 1:31 pm #

    Muy buena explicación, es necesario enseñarlo en las comunidades e iglesias, aunque creamos que puede ser un tema objeto de controversia o que ofendería a alguien.. es muy necesario porque no nos damos cuenta de ello, yo no lo habia considerado hasta que una hermana me instruyo al respecto y aunque al principio me sorprendio, y hasta me avergonzo saber que Dios tiene un plan para mi forma de vestir y yo no lo sabía.
    Gracias.

    A: Leo.
    podria compartirnos su estudio? “Vamos de Compras” por favor.
    Gracias.

  20. Jairo García 16 diciembre 2011 en 11:40 pm #

    En los tiempos tan inmorales en los que vivimos, en lo personal estoy convencido de que el tema es vital, principalmente para la juventud (de la que soy parte), puesto que se ha vuelto normal en el ámbito cristiano el uso de ropa provocativa. Por eso el tema es tan importe. Gracias por sus esfuerzos querido hermano. Dios le bendiga.

  21. Harold Diaz 24 diciembre 2011 en 11:52 am #

    No sè porque no se menciona y se amplia el versìculo de 1ª ti.2:9 que dice: “asì mismo que las mujeres se atavìen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostenso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos” me parece q es màs amplio y explicito aqui. Dios nos bendiga.

    • Sugel Michelén 24 diciembre 2011 en 12:24 pm #

      Porque se amplía en la próxima entrada. Gracias por su comentario.

  22. yasmin 27 diciembre 2011 en 7:39 pm #

    Dios le bendiga Pastor, le escribo de Santiago de Chile y lo felicito por este tema, ya que en estos tiempos hace mucha falta en nuestras iglesias, porque de a poco esta entrando el mundo a las iglesias evangélicas en todo sentido.
    Cuando era jovencita mis padre siempre me inculcaron el temor a dios y como vestirme como hija de Dios y ahora que soy una mujer casada de 27 sigo vistiendo decorosamente no solo porque mis padre me lo enseñaron, si no también porque el Espíritu Santo que mora en nosotros redarguye mi consciencia cuando algo esta mal. En estos tiempos en mi iglesia no se les esta enseñando a las jovencitas a vestirse decorosamente y eso es preucopante porque no tienen temor de Dios y casi muestran sus partes intimas. La palabra de Dios dice claramente que somos templo del Espíritu Santo.
    Dios les bendiga.

  23. Noemi de Rivera 10 abril 2012 en 5:37 pm #

    Es muy interesando este artículo, pues muchas veces vemos a hermanas que llegan a la iglesia que llegan con vestimentas muy destapadas, pero a veces es porque acaban de convertirse al Señor : pero nos damos cuenta que poco a poco van cambiando sus vestimentas, a decorosas, porque el Espiritu Santo de Dios es el que conforme vamos conociendo su palabra él va redarguyendo a nuestro espiritu como se debe de vestir, no olvidando que somos cartas leídas y que debemos de dar testimonio de que somos hijas de nuestro Padre Celestial.
    Quiero aprovechar e invitarles a mi blog http://www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
    DONDE DOY MI TESTIMONIO DE SANIDAD DE CANCER INVASIVO PARA LA GLORIA DE DIOS.
    RECIBAN MUCHAS BENDICIONES.

  24. Carlos Salazar 4 mayo 2012 en 11:02 am #

    Me gusto el artículo, interesante. Pero hoy día; también los hombres debemos cuidar nuestra forma de vestir.
    Hoy los jovenes usan ropa pegada al cuerpo y colores que muchas veces se le confunden con la ropa de una señorita.

    Hombres y mujeres debemos cuidar nuestra forma de vestir, ya que honramos a Dios tambien con nuestro cuerpo.

  25. Eduardo 5 mayo 2012 en 4:42 pm #

    Excelente articulo, solo una duda ¿Que piensa de la ropa ajustada que tienen que usar los deportistas? pues para hacer ciertas actividades deportivas requieren de una ropa ajustada especial, por ser mas fresca, ligera y que no tenga resistencia al viento para el caso de los maratonistas por ejemplo. O que piensa de los trajes de baño, ya sea para ir a la playa, tomar clases de natación, o para el caso de la gente que vive de este deporte (nadadores profesionales) pues muestran mas que una minifalda por ejemplo, pero pareciera que no nos queda de otra para ser aceptados en una alberca o deporte. Debemos evitar esta ropa porque seria impúdica o sensual? y por lo tanto deberíamos dejar los deportes? (no que sean malos en si mismos) por favor diganme que piensan, si me quieren escribir mi correo es lalo.lopez55@yahoo.com.mx

  26. Edith 31 mayo 2012 en 7:25 am #

    Excelente exposición!!!!! que Dios le continúe bendiciendo mas en sabiduría y entendimiento..

  27. ROSA DELCID 31 agosto 2012 en 12:49 pm #

    EL VERDADERO CRISTIANO CUANDO LE CREE A AL SENOR Y DIOS IZO UN CANBIO EN SU CORAZON ESO SE VERA POR FUERA PORQUE YA NO SOMOS MAS GUIADOS POR LAS CORIENTES DE ESTE MUNDO SINO GUIADOS POR EL ESPIRITU SANTO

  28. Justificados Por Jesús 23 septiembre 2012 en 5:56 pm #

    Muy importante y vital en estos tiempos, lo que pasa en nuestro interior se refleja con nuestras acciones en nuestro exterior.

  29. Mildred Abreu 19 octubre 2012 en 3:45 am #

    LOS CRISTIANOS DEBEMOS HACER LA DIFERENCIA. EN LOS TIEMPOS QUE ESTAMOS VIVIENDO SE HA PERDIDO EL PUDOR TANTO EN HOMBRE COMO EN LA MUJER. YA QUE HAY HOMBRES QUE SE QUIEREN VESTIR CON TANTA VANIDAD (Hetereosexuales) QUE LUCEN COMO MUJERES. EL PUDOR,MODESTIA Y VERGUENZA SIEMPRE DEBE SER SELLO DE IDENTIFICACION DEL CRISTIANO. LAS MUJERES DEBEN USAR CON MODESTIA TANTO LAS FALDAS COMO EL PANTALON DE MUJER.

    • WENDY 17 enero 2014 en 2:23 pm #

      Bendiciones pastor:
      Gloria a Dios por llenarlo con tanta sabiduría y por este mensaje. Quisiera seguir investigando mas con relación a este tema, ya que siento, que es vital tratarlo en las iglesias del Señor. Como comentamos mi esposo y yo, si nos apegáramos mas a la biblia, nos evitaríamos muchos males, y realmente la forma de vestir es causa de muchos problemas en las iglesias y en el mundo.

      Dios le bendiga mas.

Deja un Comentario